Virtualidad y deshumanización: ‘smombie’

smombie_merce-vendrellDe la misma forma que consumimos bienes y servicios, consumimos contenido. Lo miras, lo sigues, lo lees. Piensas que es inofensivo: para distraerte, para pasar el tiempo, para divertirte. Y no sabes que te está afectando y te cala. Te perjudica en la concentración: te la disminuye. Puede incluso sentarte mal, como los alimentos, sin ser consciente a lo que eres intolerante. Te incrementa la adrenalina y la curiosidad: quieres saber siempre más. Te vuelves adicto al feedback: necesitas rapidez de respuesta, no aguantas una conversación sin mirar tu móvil, te vuelves más impulsivo. Y todo ello tan lentamente que no lo adviertes. Aunque lo sabes. Leer el resto de esta entrada »


Hipnotizados

merce-vendrell_-hiptnotizados
La brisa fría de septiembre me sorprende de golpe y me roza la cara sin pedir permiso. La calle está llena de hojas de color oro viejo esparcidas sobre el asfalto pero nadie las ve, solo las pisan. No oyen la sonoridad al atropellarlas ni el suave olor a otoño. El ritmo de sus pasos es anacrónico y torpe, bailan la música de la pantalla ajenos al paisaje urbano que se despliega más allá de su dispositivo. Yo, simplemente, sorteo a los transeúntes sonámbulos que no miran donde pisan, provocan colas, crean barreras humanas. Y ni ellos mismos se dan cuenta. Porque solo leen notificaciones, convirtiendo su existencia en un constante sinfín de obligaciones virtuales que roban vida lentamente. Y que matan el presente gota a gota.

Leer el resto de esta entrada »


Detrás del telón

IMG-20160310-WA0010Y nos tomamos una copa de vino, del que nos gusta. Nos miramos fijamente y saboreamos el reencuentro. Te doy la mano. El tacto, tan familiar, nos resbala. Como el mismo momento. Cómo te he extrañado. Nuestros momentos compartidos me vienen como olas, como cuando el mar se levanta sin previo aviso. Y saboreamos esta copa, como si fuera la última. Y no hablamos en voz alta para no ensuciar el silencio, para no manchar el momento. Solo muevo los dedos al ritmo que me pides. Te miro y solo recibo a cambio mi reflejo en tu pantalla, tu liso cristal, al que miro todo el día y con especial atención cuando llego a casa. Y comparto mi momento, el suyo, el nuestro. ¿Porque es realmente mío? Leer el resto de esta entrada »


Almas con timings

42013386Despiertas y estás en el metro con tu coffee take away. Miras a tu alrededor y echas algo de menos. No sabes lo que es. Hay quien pasa el viaje con un libro, con su pantalla o simplemente mirando a la gente. Observas su vestuario, sus zapatos, y de pronto caes. No hay sonrisas. Solo miradas vacías, con la mente en otra parte. Los pocos que sonríen lo hacen a la pantalla, porque leen algo gracioso o porque reciben una broma des del otro lado. Y todos tocan su sinfonía ajenos al público. La sinfonía del tecladoLeer el resto de esta entrada »


Tu realidad filtrada

Instabook color IIUn nuevo día amanece. Hoy está nublado. Abres la ventana y sacas una foto. Si vives en la zona alta la imagen de la ciudad te saluda a tus pies mientras que si estás en la parte baja solo te saluda el tráfico. No saldrá la misma foto porque no tienen la misma perspectiva ni posición. Tampoco es lo mismo empezar el día camino del trabajo con empujones, sin espacio personal en metro o bien en calles cargadas de tráfico en coche. Y es que, a lo mejor, la pérdida de espacio físico y sentirnos transportados como hormigas hace que necesitemos más espacio online donde movernos libremente, como si así no nos molestase tanto el tráfico ni estar abarrotados en el metro. Y aún así, cada uno con su ángulo, si miras fotos de Venecia, ¿no se parecen todas?  Leer el resto de esta entrada »


¿Cuántos filtros tiene hoy tu vida?

Esc_v5La habitación está a oscuras y solo estamos tú, yo y nuestras manos. Abrazados, lejos del mundanal ruido, el tiempo se ha parado. Un silencio agradable nos cubre como una fina manta. Y de pronto alguien entra en la habitación: suena el smartphone de la mesita de noche. Ya no hay momentos íntimos, a solas, el mundo online se cuela por todas partes. Incluso cuando quieres estar contigo mismo, siempre descubre una brecha por donde sonar en forma de WhatsApp, notificación de Facebook o un correo electrónico. Y las conversaciones ya no huelen a café sino a WhattApp, tus pausas a Instagram y tus búsquedas a Facebook. Y es que la pantalla ¿ya rige nuestras vidas offline? Leer el resto de esta entrada »


La dictadura del like 

LIKE-DICTADURAPiel suave, tersa, pintalabios deliciosamente esparcido y máscara de pestañas extravolumen. Qué imagen más bonita, sólo que no tiene ningún like en Facebook, ninguno en Instagram. Ningún click. Silencio. Se ha arreglado para el mundo y el mundo no le hace caso. El tiempo de pensar qué ángulo era el más bueno, el filtro más favorecedor y cómo hacer la foto: tiempo perdido. El tiempo de espera de un like. ¿Desde cuándo el sin-sentido de lo fácil y rápido, las reglas de la pantalla, son las que dictan qué seguir en la vida offline? Leer el resto de esta entrada »